Skip to main content

La dependencia emocional es un vínculo afectivo con otra persona que se mantiene a pesar de las consecuencias negativas que conlleva para la persona que lo mantiene. Existen diferentes tipos de dependencia emocional y uno de los más relevantes es la coadicción.

¿En qué consiste la coadicción?

La coadicción es un tipo de dependencia emocional. Este tipo de dependencia emocional la sufren personas que tienen un vínculo emocional muy intenso con una persona adicta. La “codependencia” se observa habitualmente en parejas o familiares de personas con adicciones. Es habitual observar, que a más problemas derivados de la adicción, más dependencia pueda establecerse con algún miembro de la familia con la ilusión de resolver el problema. Puede pretenderse regular las dosis de la persona adicta y tratar de resolver sus problemas de forma desesperada. Lo que conlleva, más bien, “tapar” los fallos del adicto, encubriéndolo finalmente cómo consecuencia de las manipulaciones de este.

Creencias habituales de la persona codependiente:

  • Si no razona y cambia, es porque no se le ha explicado la solución lo suficientemente bien.
  • Es mi deber porque está «sufriendo» o «tiene un problema».
  • Si se resuelve el «problema» yo dejaré de estar mal.
  • La causa de mi sufrimiento es el «problema» de otra persona.
  • Si hago lo que me pide, le estaré ayudando.
  • Si no le ayudo, su situación empeorará.
  • Depende de mí para resolver su problema.
  • Si no cambia voy a ser una persona infeliz toda la vida.
  • Si me centro y me responsabilizo en ayudarle, finalmente conseguiré que esté bien.

dependencia emocional

¿Qué consecuencias tiene la dependencia emocional?

La persona de apoyo empieza a ocupar casi todo su tiempo en solucionar los problemas del adicto. Acaba por no tener tiempo para sí mismo ni para sus problemas. Cede tiempo a los problemas del adicto, quitando tiempo para sus propios intereses.

Esto provoca que la persona de apoyo acabe teniendo varias carencias en su vida. Comienza a alejarse de su entorno, de sus personas de confianza. Esto, a la larga, generará un resentimiento hacia la persona adicta y un estado emocional de desesperanza. Si la persona de apoyo no sabe medir su grado de implicación, puede llegar a sufrir depresión.

Consecuencias de la dependencia emocional

Al igual que el adicto pierde el control de su vida condicionado por la necesidad de consumir, la persona de apoyo pierde el control de su vida condicionada por la necesidad de controlar al adicto. Se convierte en un “adicto” de la persona adicta, de ahí nace el término coadicción.

Algunas de las consecuencias que sufre la persona de apoyo debido a la dependencia emocional son las siguientes:

  • Asume todas las responsabilidades.
  • Se niega a dirigir y vivir su propia vida
  • Sabe entregarse a los demás, pero no sabe cómo recibir
  • Acaba sintiéndose agotado, vacío o furioso por dar todo por el adicto
  • Deja de experimentar emociones positivas, se hunde en la negatividad
  • Vive con la sensación de “ser una víctima” al estar perdiéndose a sí mismo.
  • Vive sus problemas en secreto, lo más importante es la felicidad del adicto.

dependencia emocional

¿Quién puede ser realmente un coadicto?

Cuando hablamos de personas de apoyo no hablamos solo de la pareja. En general, son las más perjudicadas debido a que tienen que convivir con el adicto, pero no las únicas. El entorno del enfermo también puede sufrir dependencia emocional hacia el adicto. Madres, padres, hermanos, amigos e incluso compañeros de trabajo que tengan una implicación muy intensa con la persona adicta.

Es verdad, que es importante diferenciar la inquietud que genera la convivencia con personas adictas o complicadas. En este caso, la “ayuda” que está intentando ofrecer la persona de apoyo, termina perjudicando a ambos. Perjudica al adicto, puesto que acaba sintiéndose más culpable de los hechos, y al coadicto, puesto que entra en un círculo vicioso del que parece muy complicado salir.

Recuerda que en Clínica PsicoOlivencia, tu centro de psicología en Roquetas de Mar, podemos ayudarte. Si crees que padeces dependencia emocional o tienes un familiar adicto, no dudes en contactarnos. Realizaremos una biografía personal en la que descubriremos el origen y desarrollo de los problemas emocionales que nos hacen sufrir. Contacta con nosotros, estaremos encantados de poder ayudarte.

Leave a Reply

× Cita online