Un paso esencial, en el proceso de superación de una adicción es el reconocimiento o conciencia de que existe realmente un problema. Para ello, se usa por los especialistas de la salud mental (psiquiatras o psicólogos clínicos) diferentes herramientas para el diagnóstico tales cómo las entrevistas-semiestructuradas, cuestionarios, test, inventarios, etc., que permitan el reconocimiento y la descripción de los síntomas así cómo el grado de gravedad. Sin embargo, las características de este trastorno que conlleva precisamente “la negación” de su existencia, ambivalencia y conductas manipulativas dificulta que se pueda realizar contando con su colaboración.

Por este motivo, pasamos a describir a continuación, de forma resumida, las cuatro agrupaciones de síntomas que permiten reconocer de forma rápida la existencia de este grave trastorno.

Los cuatro signos cardinales de la adicción

Obsesión

Cuando alguien es adicto, tiene siempre presente en el trasfondo de su conciencia el objeto de su adicción. A menudo no puede evitar pensar en ello y fantasear o planificar la próxima ocasión para participar en esa conducta. La aproximación a la actividad adictiva puede generar ansiedad y excitación, persistiendo hasta que se consuma. Si no se logra, es común experimentar frustración. En resumen, el pensamiento sobre la conducta adictiva ocupa gran parte del tiempo, energía y atención del individuo.

Un adicto también tiende a organizar su vida en función de asegurarse el acceso a su adicción. Dependiendo de la naturaleza de la adicción, tomará medidas para eliminar cualquier obstáculo en su camino hacia la actividad. La protección de su acceso a la adicción es una prioridad absoluta.

signos adicciones

Consecuencias negativas

La verdadera adicción se caracteriza por la inversión de la gratificación inicial en consecuencias negativas a largo plazo. Aunque al principio puede haber cierto placer o alivio en la conducta adictiva, con el tiempo se convierte en un generador de malestar y problemas. Estas consecuencias negativas afectan diversos aspectos de la vida, incluyendo relaciones, trabajo, finanzas, salud mental, juicio y salud física.

consecuencias negativas

Falta de control

Incluso a pesar de las consecuencias negativas, una persona adicta generalmente no puede controlar o detener su comportamiento adictivo después de haberse involucrado en él. La adicción no responde a la fuerza de voluntad; en cambio, la sustancia o la actividad tienen el control sobre el individuo. Se inicia con el pensamiento de un consumo determinado pero no puede dejar de realizarla una y otra vez. La característica clave de la adicción es que el adicto no puede simplemente «tomarlo o dejarlo».

adiccionnes

Negación

A medida que las consecuencias negativas se acumulan y los problemas se intensifican, los adictos tienden a negar dos cosas: primero, que su adicción es un problema incontrolable, y segundo, que las dificultades en sus vidas tienen relación con su adicción. La negación puede manifestarse de diversas formas, como negar rotundamente, minimizar, evitar el tema o culpar a otros. La negación, es un mecanismo psicológico, que actúa como una “defensa” que amortigua al adicto el malestar de enfrentar la realidad dolorosa. Por contra, favorece el mantener una imagen idealizada de sí mismo y del mundo y por consiguiente una atribución de sus problemas a las circunstancias externas o personas de su entorno.

negación

En resumen, la adicción es diagnosticable a través de síntomas reconocibles, y existen puntos en los que la enfermedad puede estar en desarrollo o ya presente. Diagnosticar la adicción en otras personas puede ser complicado debido a la tendencia de la negación y al mecanismo de autodiagnóstico.

¿Cómo podemos ayudar a las personas adictas en Clínica Integra PsicoOlivencia?

En Clínica Integra PsicoOlivencia, te ayudamos a ti y a tus seres queridos a superar las adicciones. Visita nuestra página web para obtener más información y descubrir cómo la psicología puede marcar la diferencia en tu vida.

No olvides seguirnos en nuestras Redes Sociales para no perderte ningún tip, consejo e información sobre salud mental. Sigue nuestra cuenta de Instagram y nuestra página de Facebook para no perderte nada. ¡Te esperamos!