Skip to main content

El tratamiento de las adicciones es una de las problemáticas o trastornos de más difícil abordaje en la historia de la psicología y la psiquiatría contemporánea. En este post, te contamos la combinación de diferentes modelos psicológicos para la configuración de un programa de tratamiento que en breve periodo de tiempo y en modalidad ambulatorio consigue la total recuperación de la persona y desarrollo de una estructura de vida alternativa e incompatible con la conducta adictiva.

¿En qué consiste el modelo Integra para el tratamiento de las adicciones?

El programa de tratamiento para las adicciones se compone de una adaptación del tratamiento estándar propuesto por Linehan (1993) complementado con imágenes y registros con el añadido de objetivos propios de la Terapia de Refuerzo Comunitario (para potenciar la consecución de fuentes naturales de reforzamiento alternativas al consumo de sustancias).

A continuación, se resumen las partes en las que se desglosa el tratamiento para la consecución de objetivos básicos y necesarios para el avance del paciente:

tratamiento de las adicciones

Etapa 1: Aceptación, organización y estabilización emocional

Esta etapa en el tratamiento de las adicciones se desarrolla en los tres primeros meses. Se realiza la evaluación, concienciación del paciente y presentación al grupo de terapia. Se llevan a cabo dos sesiones individuales a la semana y asistencia a terapia de grupo cada 15 días.

En esta etapa se trabaja el primer nivel de cada una de las 4 partes en las que se divide el tratamiento, con énfasis en el entrenamiento en habilidades de regulación emocional, tolerancia a la frustración y control de estímulos tras realizar análisis funcional adaptado al caso.

Los objetivos definidos como prioritarios en estos tres primeros meses son los siguientes:

  1. Regular emociones. Se describe el proceso en el tiempo por el cual hipotetizamos la progresiva pérdida en la capacidad para regular las propias emociones. Así como el conocimiento de la secuencia habitual por la cual determinadas emociones negativas pueden acarrear una recaída. Se describen mecanismos por los cuales los sujetos deben interpretar y gestionar emociones negativas, frente al patrón de evitación o represión de estas por medio de conductas de riesgo o de precipitación del craving.
  2. Tolerancia a la frustración. Se describe la forma en la que se manifiesta la vulnerabilidad y la falta de resistencia a las propias emociones displacenteras. Se entrenan por etapas las habilidades que se describen para incrementar la tolerancia a la frustración.
  3. Ambiente. El paciente debe conocer y aceptar los principios del condicionamiento clásico que subyacen al desarrollo de la conducta adictiva y cómo se configura la situación de riesgo mediante un análisis funcional realizando un “mapa” personalizado de reflejos condicionados”. Todo ello para justificar la evitación de situaciones asociadas a consumo de sustancias o a deseo de consumo (amistades, alcohol, dinero, lugares específicos, soledad, …).

tratamiento de las adicciones

Etapa 2: Experimentación en el tratamiento de las adicciones

Se desarrolla entre el tercer y el sexto mes acudiendo a una sesión individual semanalmente con asistencia a terapia de grupo cada 15 días.

En esta etapa se trabaja el segundo nivel del proceso terapéutico, con énfasis en experimentar y adaptarse para introducir a su vida áreas de valor para el paciente en condiciones que sean compatibles con el mantenimiento de la abstinencia:

  1. Ocio. Se fundamenta en relación con el papel del ocio en el mantenimiento de un estilo de vida equilibrado. El efecto en el bienestar emocional y se orienta sobre recursos relacionados con el ocio.
  2. Amistad. Se analiza la importancia de reconocer a amigos que no sean consumidores y que cumplan unos criterios propuestos (reciprocidad, preocupación desinteresada, aceptación y comprensión por parte de ambos, etc.).
  3. Trabajo. Se analizan las condiciones que ha de cumplir un trabajo para que sea compatible con el proceso de rehabilitación y prevención de recaídas (también sirve para estudios). Se analizan los aspectos motivacionales y emocionales referentes al trabajo y cuestiones que configuren el trabajo como protector para el consumo (no sea motivo de conflictos interpersonales, no relacionarse con compañeros que consumen, que le guste lo que hace, que tenga posibilidad de ascender, que permita la realización de actividades de ocio, amistad y de participación en la convivencia diaria, por horarios, etc.).

Etapa 3: Profundización en el tratamiento de las adicciones

Se desarrolla del sexto al noveno mes de la siguiente manera con una sesión individual a la semana y asistencia a terapia de grupo cada 15 días para el tratamiento de las adicciones. En esta etapa se trabajan el tercer nivel del tratamiento de las adicciones, con énfasis en la consecución de los siguientes puntos:

  1. Creencias disfuncionales “Mente realista”. Se considera la toma de concienciación de la existencia de creencias contrarias a su proceso de cambio. Por ejemplo: la justificación del consumo de drogas, reticencia a los cambios suscitados en su vida (autoestima, prejuicios, autoconcepto, trabajo, ocio, adaptación social, el propio tratamiento, etc.). También se trabaja para la adquisición de consciencia de sus “propias necesidades y limitaciones” para actuar en consecuencia.
  2. Generalización de las habilidades aprendidas en etapas anteriores a nuevas situaciones y escenarios sociales.
  3. Metas y Valores. Establecimiento de metas y explicitación de valores referencia. En este módulo se explica el proceso de pérdida de metas como consecuencia del deterioro causado por la adicción. El desarrollo de actitudes negativas y la forma de proceder para el desarrollo progresivo de unas metas y valores incompatibles con el estilo de vida que llevaba cuando era consumidor de sustancias.

Etapa 4: Convivencia y adaptación social

Se desarrolla desde el noveno mes hasta final del tratamiento. Se desarrolla en base a una sesión individual a la semana y asistencia a terapia de grupo cada 15 días.

Esta cuarta etapa se caracteriza por el mayor énfasis en el entrenamiento de habilidades para el desarrollo relaciones interpersonales que permitan el mantenimiento de una adecuada convivencia en familia, la adquisición de relaciones de amistad, integración en grupos y resolución de conflictos interpersonales. Al finalizar esta etapa, después del alta terapéutica del paciente se aconseja un seguimiento mensual durante el segundo año.

Terapias de grupo

Además, durante todo el tratamiento, se realizan terapias de grupo que se realizan cada 15 días durante 12 meses. Tienen una duración de 5 horas. Se descansa 15 minutos con aperitivos. Se dividen en dos partes:

  1. Psicoeducación inicial de dos módulos psicoeducativos durante 90 minutos. Antes de comenzar con los módulos se repasan y se solucionan posibles dudas respecto a las actividades de la sesión anterior.
  2. Valoración de la calidad de las tareas realizadas desde la última terapia de grupo (Diario-agenda-tareas). Se resuelven dudas. Posteriormente interviene cada paciente, describiendo su situación en relación con acontecimientos vitales de los últimos 15 días. Recibiendo posteriormente la opinión y consejo de cada uno de los miembros del grupo.

Clínica Integra PsicoOlivencia en Roquetas de Mar

Recuerda que en Clínica Integra PsicoOlivencia, tu centro de psicología en Roquetas de Mar, estamos encantados de poder ayudarte. Te ayudamos a solucionar los problemas del momento y te ofreceremos herramientas para poder lidiar con ellos en un futuro.

No olvides seguirnos en nuestras Redes Sociales para no perderte ningún tip, consejo e información sobre salud mental. Sigue nuestra cuenta de Instagram y nuestra página de Facebook para no perderte nada. ¡Te esperamos!

Leave a Reply

× Cita online