Skip to main content

El desarrollo de una dependencia es el resultado de un proceso complejo y largo en el tiempo. La ayuda psicológica para adictos es esencial.

En la adicción las necesidades y características de la persona se van degenerando para mantener otra forma de vida que gire en torno al mantenimiento de la adicción. Hasta la desaparición de la misma persona y de todas las personas que a su alrededor tengan vínculo emocional. En la misma forma de pensar se entremezclan las verdades con las formas de pensar del pasado, costumbres, actitudes, exclusiones de la realidad, tipo de relaciones con los demás, puntos ciegos, etc.

Básicamente, una adicción se constituye como tal cuando la persona no puede conseguir lo que se propone una y otra vez a pesar de las consecuencias negativas para él y para las personas que lo quieren. Es una “enfermedad profunda” que coge forma en 12 áreas de la vida global de la persona, entendida esta como un sistema de interrelación entre sus partes. Es por ello, que una vez que se ha desarrollado tras años de conductas adictivas, la persona continua padeciendo estas “secuelas” aunque pueda cortar el consumo (también llamado «adicto en seco»). Este es el motivo porque el que la adicción, la recaída y el estigma social son la misma cosa.

No todo esta perdido. Hoy en día, gracias al progreso de la ciencia, es posible desarrollar planes de desarrollo personal. Como tratamientos psicológicos que permiten la ayuda psicológica para adictos. Estos permiten la recuperación de las personas deformadas por este mal. Aunque no es tarea fácil. Hay una línea muy fina en el interior de la persona a la hora de decidir entre aquello que promueve o no en su vida a partir de la guía que ofrecen los tratamientos al uso.

Toda persona adicta, en su interior se encuentra sola consigo mismo, con un diálogo interno incesante, recuerdos, ideas, sentimientos y sensaciones. Y es fácil caer en la superficialidad, en la autocomplacencia. Y así evadir finalmente la profundización en aquellos aspectos de los diferentes puntos por el mismo malestar que provoca llevarlos a cabo. A esto se le suma además  la “pérdida” percibida de poder que conlleva el trabajar esos puntos desde los valores de autosuficiencia, desconfianza y prepotencia. Es un proceso tan difícil que necesita un estado de confianza ciega en personas que mantengan el rumbo fijo. Para conseguir desarrollar estos puntos con toda la profundidad y potencial. Indispensables para vencer la fuerza de atracción de la adicción desarrollada en el nivel más profundo del propio cuerpo. No es tarea fácil, porque requiere una organización por parte de la misma familia que convive con el adicto para conseguir este fin.

Y no siempre eso es fácil o posible al 100% por parte de la familia. Lo cual complejiza bastante más la labor de los terapeutas que termina teniendo que abordar más frentes de los posibles…. Por este motivo es tan importante hacer todos el esfuerzo de colaborar para convertir los puntos del tratamiento en objeto de reflexión a diario. Integrando para ello, todos los aspectos y sucesos de la vida y así poder promover todos los puntos. Aprendiendo a hacerlo para avanzar hacia el nivel de “profundidad” que se necesita cuando va avanzando en el tiempo y en el conocimiento de los mismos.

ayuda-terapeutica-para-adictos

La ayuda psicológica para personas adictas

Como ya sabemos todos, hay diferentes etapas a lo largo de los meses en los que se divide el tratamiento. Y en cada periodo de tiempo se explican todos los puntos. Pero ha de hacerse más hincapié en una parte de los mismos de acuerdo con las posibilidades del momento. Para que cuando se vaya avanzando disponer de más capacidad para llevar a cabo un trabajo más profundo. Y que este lleve a una responsabilidad y aceptación verdadera del problema. Y así acceder a “puntos” que están en el interior de la propia persona. Porque tienen que ver con actitudes o rasgos de personalidad adictivos destructivas para el mismo y para los demás y que se encuentran muy arraigadas.

Estas actitudes y/o valores pueden perdurar conllevando recaídas o un estilo de vida problemático y negativo. Para uno mismo y los que lo rodean. Lo cual va a dificultar más aún el desarrollo de una nueva forma de pensar, de vivir y de sentir. Una correcta ayuda terapéutica para el adicto deberá trabajar en ello. Y que así supere en calidad a la que se ha llevado durante los años de adicto. Una nueva vida que tendrá que enfrentarse a diferentes dificultades. Dificultades relacionadas con los problemas que conlleva la droga: secuelas de familiares, problemas laborales, sociales (como la pandemia). Que está condicionando una mayor complejidad y dificultad para el proceso de cambio.

Leave a Reply

× Cita online