ANSIEDAD

El trastorno de la ansiedad se caracteriza por la inquietud, tensión, impaciencia, irritabilidad, fatiga y angustia permanente por algún tema o incluso por casi todos los acontecimientos de la vida. Constantemente se teme que pueda ocurrir algo catastrófico, aunque en realidad la probabilidad de que esto ocurra sea muy baja.

Las formas más comunes son los trastornos de pánico, los trastornos de ansiedad social, la ansiedad generalizada y ciertas fobias como la aracnofobia, el miedo a las arañas o el miedo a volar, además se han convertido en uno de los motivos más frecuentes por lo que asistir a nuestra consulta.

Si te preocupas demasiado y de forma frecuente por multitud de motivos y situaciones, aunque sean cosas sin importancia es posible que estés padeciendo un trastorno de ansiedad.

Es importante que aprendas a gestionar tus síntomas de ansiedad, aumentando tu autoconocimiento y sintiéndote capaz de afrontar la vida de otra manera.

DEPRESION Y ESTADO DE ANIMO

Los estados de ánimo engloban el marco emocional mediante el cual experimentamos todo lo que nos rodea en nuestro día a día y en los diferentes aspectos de la vida.

Cuando nuestro estado de ánimo es bajo y los sentimientos son de tristeza, además de alteraciones del comportamiento y el pensamiento nos encontramos en una situación depresiva, concretamente sufriendo un trastorno mental de depresión.

La depresión es una de las patologías más frecuentes y es una de las primeras causas de atención psicológica y de discapacidad derivada de problemas mentales. Es mas frecuente en las mujeres y en personas mayores de 45 años, aunque puede aparecer en cualquier momento.

Los síntomas de la depresión son la tristeza, la pérdida de interés y de la capacidad de disfrutar, por lo que si ya no disfrutas con nada, te sientes vacío y no tienes esperanza, tus sentimientos son de culpa o estas todo el día triste puede ser que estés padeciendo un trastorno depresivo.

DUELO

Perder a un ser querido es una experiencia traumática que por desgracia tenemos que atravesar en nuestras vidas, esta perdida conlleva a un proceso de duelo.

El duelo es una reacción natural y esperable ante la perdida de un ser querido. El duelo no se define como enfermedad, pero si es un acontecimiento vital estresante que tarde o temprano tenemos que afrontar todos.

Las fases del suelo son:

– Negación

– Enfado

– Regateo

– Depresión

– Superación

– Aceptación

Para poder llegar a esta última fase es necesario aliviar el dolor emocional a través de terapias que te marquen una planificación para ir superando poco a poco las fases comentadas y que te ayude con la gestión del malestar y tristeza propia de cada una de ellas.

Por lo que si has perdido a una persona y emocionalmente no estas bien o te encuentras superado es posible que te encuentres en una situación de duelo patológico.

MIEDOS Y FOBIAS

El miedo y las fobias forman parte de trastorno de la ansiedad y son bastante habituales entre la población, pero solo se pide ayuda cuando afecta gravemente a poder llevar una vida normal.

El miedo es una respuesta de carácter emocional que se manifiesta ante una situación de amenaza o algún hecho que nuestra mente interpreta como amenazante. Suele aparecer de forma repentina e innata.

Las fobias por el contrario son respuestas de miedo ante situaciones que no son realmente una amenaza real y que en la mayoría de los casos las personas no perciben como amenaza real, es decir se trata de un miedo irracional.

Los síntomas más comunes de las fobias son:

– Sudoración

– Taquicardia

– Opresión en el pecho

– Pensamientos distorsionados

– Evitación de la situación

Las fobias más comunes entre la población son:

– Claustrofobia

– Agorafobia

– Fobia Social

– Aerofobia

– Zoofobia

Ante cualquier situación que te produzca alguno de esos síntomas tienes que aprender a superar tus miedos y bloqueos para mejorar tu satisfacción con la vida.